Volver

LA IMPORTANCIA DE LOS MINERALES

LA IMPORTANCIA DE LOS MINERALES

Un aporte de minerales en la dieta de los animales es esencial para mantener la salud de los mismos y su rendimiento productivo. Los minerales cumplen un importante rol en la funcionalidad ruminal, y por ende en la utilización del alimento, haciendo más eficiente el aprovechamiento de los principales nutrientes. 

Los rumiantes que no cubren sus necesidades minerales, padecen desórdenes nutricionales, pudiendo presentarse enfermedades clínicas o subclínicas, difíciles de diagnosticar, y que se manifiestan afectando principalmente el crecimiento, la performance productiva y reproductiva. 

Para que las bacterias ruminales se desarrollen adecuadamente y puedan formar productos tales como ácidos grasos volátiles y proteína bacteriana, es necesario aportar alimentos que garanticen sus requerimientos nutricionales. Esto se logra con alimentos de buena digestibilidad, y equilibrados en energía y proteína, sin descuidar un buen aporte de minerales y vitaminas.

Los minerales intervienen en los dos procesos fermentativos más importantes descriptos en el rumen: degradación de hidratos de carbono y síntesis de proteína microbiana. Juegan un papel fundamental en el metabolismo animal y además en el ambiente ruminal, por lo tanto es de resaltar la importancia del suministro de minerales en forma oral. 

Los elementos minerales esenciales se clasifican habitualmente en macro minerales y microminerales. Entre el primer grupo encontramos: Calcio, Fósforo, Magnesio, Sodio, Potasio, Cloro y Azufre. Entre los microminerales podemos mencionar: Hierro, Cobre, Cobalto, Manganeso, Zinc, Iodo y Selenio.

EL ROL DEL FÓSFORO EN EL ANIMAL 

El Fósforo es el segundo mineral más abundante y el que tiene más funciones conocidas en el organismo. Cumple un importante rol en el desarrollo y mantenimiento del tejido esquelético, en el crecimiento celular, juega un papel clave en muchas funciones metabólicas, actúa en los procesos fisiológicos de producción de energía, mantenimiento de la presión osmótica, equilibrio ácido-básico, transporte de ácidos grasos, formación de aminoácidos y proteínas. El Fósforo también está implicado en el control del apetito y la eficiencia de la utilización de los alimentos. 

En Uruguay, y en América, el Fósforo es la principal carencia mineral del ganado, la deficiencia de este mineral es la de más amplia distribución e impacto económico de todas las carencias minerales que afectan al ganado a pastoreo.

LAS CARENCIAS MINERALES 

Las carencias minerales pueden causar trastornos reproductivos, productivos, sanitarios, de conducta, de consumo, entre otros. 

A continuación detallamos algunos de ellos: 

REPRODUCTIVOS: porcentaje de pariciones, servicios por concepción, abortos, retenciones placentarias, intervalos entre partos.

PRODUCTIVOS: producción de leche, ganancia de peso, peso al nacimiento, peso al destete, porcentaje de destete. 

SANITARIOS: mortalidad, incidencia de enfermedades. 

CONDUCTA: nerviosismo, lamido de paredes y estructuras metálicas. 

CONSUMO: disminución del consumo de alimento o apetito depravado (consumo de tierra, huesos, piedras, maderas). 

OTROS: fracturas, diarreas, deformación de huesos.

A TENER EN CUENTA:

  • Las pasturas de nuestro país presentan principalmente deficiencia de Fósforo, Cobre, Zinc y Selenio.
  • Se recomienda el suministro de suplementos minerales con un mínimo de 6 a 8 % de Fósforo. La sal común NO aporta Fósforo.
  • Cuanto mayor es la oferta forrajera en cantidad y calidad, más necesaria se hace la suplementación.
  • La mejor respuesta biológica y económica se obtiene suplementando a categorías en producción (crecimiento, engorde, gestación, lactación, etc.).

Enterate de más novedades

https://www.torrevieja.com.uy/public/assets/news/Nutricion-mineral-sin-titulo.png

NUTRICIÓN MINERAL

Para lograr objetivos en Producción Animal, es importante que todos los puntos o variables, que h...

Leer más